Me llamo Ana, pero mis compañeros de la universidad de Bellas Artes me llamaban Aneta.  

Adopté el apellido Tarmokas desde que me lo encontré en un diccionario de Finés-Español.

Me gustó porque al googlearlo en imágenes salían muchos perros.

Vivo en una casa de campo, y en el garaje he montado un taller de serigrafía.  Moka me acompaña cuando trabajo, ella sueña que corre y ladra mientras yo diseño, estampo o preparo pedidos.

Fabrico 100%  a mano objetos para casa: cojines para descansar, láminas para decorar y contemplar, banderines para inspirar, recetas para cocinar...

Mediante la serigrafía llevo a nuestros objetos más cercanos y cotidianos los motivos de la naturaleza, porque me siento  íntimamente conectada a ella.

Me gusta pintar sobre madera con acrílicos. Pinto momentos, frases o canciones. Luego las convierto en láminas en papel para poder compartirlas contigo y que formen parte de tu casa, de tu memoria, y de tu vida.

No me gustan las prisas , por eso el proceso es lo más importante. A cada producto le dedico toda mi atención.

Así, estos productos se convierten en compañeros llenos de significado.

Pienso y  creo en la conexión, entre tú y yo, entre los seres humanos y los animales ,con todo lo que nos rodea.

Todo lo que aquí vas a encontrar habla de esto.

Muchas gracias por estar aquí.


Guardar

Guardar